EL KIRCHNERISMO INICIA LA CAMPAÑA?

El kirchnerismo bonaerense se reúne en Santa Teresita

Decenas de intendentes y legisladores expresarán su apoyo a la presidente Cristina Kirchner.

El apoyo a la presidente Cristina Fernández de Kirchner expresarán este viernes los principales dirigentes del oficialismo kirchnerista en la provincia de Buenos Aires, durante un encuentro que mantendrán al mediodía en Santa Teresita.

El mitin, que es promovido, entre otros, por el presidente de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez, y su par Carlos Kunkel, está convocado para las 13 en el balneario del Partido de La Costa, y es leído también como un gesto del kirchnerismo hacia el gobernador Daniel Scioli en su propio territorio en la previa de la campaña para las elecciones de medio término, previstas para el mes de octubre.

Se espera la presencia del vicepresidente Amado Boudou, el ministro Julio De Vido, el diputado nacional Eduardo «Wado» De Pedro y el vice de Scioli, Gabriel Mariotto.

El encuentro se realizará un día después de que el jefe de Gabinete bonaerense, Alberto Pérez, le pidiera audiencia al titular de la Cámara baja nacional para avanzar en «la necesaria rediscusión de la Ley de Coparticipación Federal vigente» y la eliminación del «tope de 650 millones de pesos» al denominado «Fondo de Financiamiento de Programas Sociales en el Conurbano Bonaerense».

El funcionario provincial concretó esa solicitud a través de una carta que hizo pública a través de los medios. En ella, le planteó a Domínguez: «Conocedor de su clara vocación bonaerense, no dudo que usted estará abierto a recibir nuestras ideas y anteproyectos, en el marco de un diálogo franco y muy necesario».

Se infiere que de este encuentro surgiría un mensaje al gobernador Scioli, que no estará, en la previa de la campaña.

Por La Matanza, confirmaron la participación los legisladores Gdansky y Balcedo, como así también el Intendente Espinoza ( quien se encuentra de licencia al frente del Ejecutivo municipal). El Diputado Cigogna se disculpó por no concurrir al mitin, por compromisos particulares.