ENCUENTRO REGIONAL DE LA FUNDACIÓN PENSAR

Hoy y mañana se está llevando a cabo el primer encuentro regional de la Fundación Pensar en la ciudad de Corrientes, sobre el desarrollo productivo y la innovación. Hablaron Mauricio Macri, expresidente de la Nación, y Patricia Bullrich, presidente del Pro, y mañana cerrará el encuentro Horacio Rodríguez Larreta, jefe de gobierno de la ciudad de Buenos Aires. El objetivo es intercambiar información con productores, empresarios, académicos y docentes a fin de diseñar políticas públicas con un enfoque local y fortalecer la comunidad de la Fundación Pensar en el interior del país. El evento tiene cinco paneles conformados por oradores locales y nacionales: Por qué invertir en el NEA, Producir para el mundo: ¿cómo nos insertamos?, Cuidado ambiental en la producción, Educar es producir y Condiciones para un desarrollo sustentable.

El expresidente de la Nación, Mauricio Macri, celebró el espacio “porque la política sin concreción va frustrando a la ciudadanía y nuestra democracia está llena de deudas por falta de resultados concretos”. Indicó que es necesario “debatir para qué vamos a volver a gobernar. Acá el mundo lamentablemente se guía por debatir la pequeñez de los personalismos, de quién va a ser presidente, quién va a ser gobernador, quién va a ser intendente. Pero lo importante es pensar para qué volvemos al poder y qué vamos a hacer, que lo tengamos muy claro”. Considera que “los argentinos han entendido y aprendido muchísimo y no se van a comprar más discursos berretas de ‘te regalo esto’, vamos a empujar la cultura del trabajo”.

Respecto a Juntos por el Cambio señaló que “no puede haber visiones distintas dentro de la coalición”. Resaltó la importancia de “fortalecer la unidad, respetar al otro, escucharnos” y “entender la angustia, el enojo y el cansancio que tienen los argentinos con razón” porque “son muchas décadas, casi 40 años de aumento sistemático de la pobreza”. Agregó: “Espero de esta coalición sinceridad y que no hagamos ni digamos lo políticamente correcto que es una estafa permanente. Hagamos lo que hay que hacer y digamos las cosas con claridad”.

“El camino más corto hacia la felicidad es la verdad”, lanzó. “No podemos permitir más que el privilegio de unos pocos siga postergando la felicidad y oportunidades de muchos. Tenemos que tener claro que la decadencia se tiene que terminar”. En este sentido, remarcó que es necesario “tener el coraje para tener cambios muy profundos desde el primer día. No va a haber crédito, va a haber un observar el mundo a ver si los argentinos realmente aprendimos del dolor que trae el aumento de la pobreza, este desastre que hemos tenido estos dos últimos años confirmando que las ideas que predica el populismo destruyen el futuro”.

Al ser consultado sobre si Juntos por el Cambio debe ampliarse, respondió: “Vengo de 20 años de haber soñado y haber propuesto hacer un partido nuevo conformado con mucha diversidad por gente que en su mayoría no había hecho política y otros que sí. Esa misma flexibilidad debe seguir existiendo, siempre que no sea sumar oportunistas y sume desde las ideas. La propuesta principal de Juntos por el Cambio debe ser el progreso”.

En cuanto a los ataques del gobierno nacional a la Justicia, reflexionó que “es coherente con lo que necesita el populismo: un populismo prepotente que necesita la concentración del poder, resignación, sometimiento y dependencia del ciudadano. Justamente el equilibrio de poderes es un veneno que ellos no pueden aguantarse. La batalla por la independencia del Poder Judicial es la madre de todas las batallas”.Por último, agradeció el esfuerzo de la Fundación Pensar y su trabajo en conjunto con las demás fundaciones de la coalición. “El tiempo es ahora. Tenemos que darle espacio a los argentinos, sacarle la pata de encima del Estado que tritura con impuestos, bajar los impuestos, dar buenos servicios y dar espacio a la actividad privada. Tenemos que poner primera, y no durante cuatro años, ojalá que sean 20 años seguidos de coherencia y sensatez”.

Por su parte, Patricia Bullrich, presidente del Pro resaltó que “esta modalidad de no solo tener un programa nacional sino que también tengamos programas en cada una de las provincias con una mirada federal es fundamental para que no se construya la Argentina solo desde arriba para abajo. Yo creo que hoy la Argentina va a salir adelante y nosotros como Pro tenemos esa responsabilidad y obligación de sacar este país adelante”.

Planteó que “no podemos tener tantos jóvenes que terminan dejando la secundaria”. Asimismo, apuntó contra los planes sociales: “Tenemos que lograr que nuestra política social no reproduzca la pobreza. Cada vez tenemos más pobres. No puede haber planes que no sean medidos, no puede haber no auditación de escuelas”.

En la misma línea, Eduardo Macchiavelli, secretario general del Pro, lamentó que “los argentinos la estamos pasando muy mal, cada día peor y nada hace pensar que esto vaya a mejorar”. Por lo tanto, subrayó que “tenemos la responsabilidad de gobernar la Argentina, cambiar esta realidad que nos agobia y en ese camino la Fundación Pensar tiene un rol importantísimo. La sociedad está cansada de las consignas vacías de contenido”.

Resaltó la importancia de la unidad en el país y la coalición. “Los argentinos no nos bancamos más la grieta. No podemos seguir trabajando con el 51% gobernando y el otro 49% tirando piedras desde afuera. No se aguanta más una clase política así. Eso se construye con la unidad del PRO, de Juntos por el Cambio y de la gran mayoría de gente que queremos una Argentina diferente a la que nos toca”, dijo.

Franco Moccia, presidente de la Fundación Pensar y organizador del encuentro indicó que “el principal tema que tenemos en común en el rol que estamos es que la Argentina nos duele, porque cuatro de cada diez argentinos son pobres. Además, terminan el secundario la mitad de los chicos que empezaron y de ellos la mitad no entiende textos”.

“El otro tema es el institucional”, señaló. “Hoy vemos un ataque directo a la Constitución y división de poderes”. Concluyó que “de estos indicadores hay dos actitudes posibles para reaccionar. La primera es la de quejarse y echar la culpa a alguien, que en nuestra sociedad pasa. Otra manera es en el grupo en el que estamos nosotros, que decimos hay que hacerse cargo, ganar las elecciones y sacar a la Argentina del pozo. Es la manera constructiva de reaccionar”. También reiteró la importancia de la planificación: “Cuando un gobierno no tiene plan pasa lo que le está pasando al gobierno nacional hoy. Hacen apología de que no tienen plan, lo han dicho, no les da vergüenza”, observó.

Ingrid Jetter, diputada nacional y presidente de la Fundación Pensar Corrientes, explicó la importancia de que los “encargados de llevar adelante hoy y en un futuro próximo las políticas públicas puedan escuchar, aprender y analizar de la mano de expositores muy relevantes y actores claves del sector profesional, productivo, educativo y de innovación para salir de la Argentina de la eterna decadencia”. Planteó que “nos merecemos y podemos ser un país rico y volver a ser ese país de oportunidades que soñaron nuestros abuelos”.

Participaron del encuentro las sedes de la Fundación Pensar en el noreste del país: Formosa, Entre Ríos, Chaco y Misiones. También asistieron al encuentro referentes políticos como Gladys González (senadora nacional), Francisco Quintana (secretario general de la Fundación Pensar), Soher El Sukaria (diputada nacional), Mariluz Quiroz (diputada nacional), Alfredo Schiavoni (diputado nacional), Enrique Ramírez (presidente Pro Formosa), Flavio Serra (presidente Pro Corrientes), Luis Miguel Etchevehere (exministro de Agroindustria), Jorge Faurie (exministro de Relaciones Exteriores), Javier Iguacel (intendente de Capitán Sarmiento y exministro de Energía), Ricardo Negri (exsecretario de Agricultura), Guillermo Bernaudo (exsecretario de Agroindustria y presidente de la Fundación Pensar Entre Ríos), Eduardo Quiroga (presidente de la Fundación Pensar Misiones), Ernesto Blasco (presidente de la Fundación Pensar Chaco) y Rolando Silvestri (presidente de la Fundación Pensar Formosa).