SOY MUJER Y ESTOY HARTA!!! (1)

0

Soy mujer y estoy harta!!!!
… que se banalice la violencia, el acoso, y tanto más. Son horas de televisión hablando de hechos, siempre los mismos hechos; sólo porque tienen NOMBRE Y APELLIDO.
Hay casos en que el nombre y apellido los hacen uno más y al ser de “anónimos”, el sufrimiento de las familias es de bajo rating; se dilata hasta la intervención judicial.
Sin embargo, nadie evalúa los daños, disfrazando lo que debería ser politicas de estado. La violencia es violencia, independientemente del género.

Si bien la sociedad, históricamente patriarcal, hace que las mujeres estén expuestas al maltrato; pero realmente el daño es de la sociedad de contexto.
Ahora aparece otra categoría de violencia, acoso, denigración, ultraje; y tanto más. En este caso (real); si contamos que es una joven (trabajadora, solidaria, de buena raíz y con valores) de barrio…seguro que no ocuparía ni un segundo en los medios de comunicación. Aunque contamos que el victimario es hijo de…., que trabaja en…, que es amigo de…, que ocupó cargos dirigenciales en uno de los clubes más importantes del país; que también los hizo en uno de los más importantes del interior; que es primo de…

Hoy, son muchos los medios que “necesitan” la declaración de la víctima…son muchos los colegas, que quieren el material en exclusiva…
El tema estaria en todas las portadas. Se podria completar cada una de las incognitas del parrafo anterior. Sin embargo esa no es la meta a la que se quiere arribar. Por que al ponerle nombre al victimario, seguramente, se haria de la especulación el objeto a tratar: mientras que la joven, dejaria de ser victima para ser el medio para la noticia politica.
ELLA que pasó por el calvario de la cosificación, la violencia, la violación y ahora LAS AMENAZAS.
Él sigue” vendiendo humo” en todas las gestiones que lo posicionan en escenas relevantes.
Una foto de ÉL con el Papa Francisco, oculta (?) que ella sienta que “yo ya no soy la misma, que los dos años de violencia psicológica, sexual y física que soporte me habían cambiado…” según el relato de la joven.
El historial del “macho” cuenta con archivo fotográfico de todo tipo. Viajes al centro de la escena política, deportiva, una militancia mística en las altas esferas de la Iglesia. Padre de familia… “preocupado” por los pobres…

Mientras, ELLA recuerda que “… El primer error que cometi y lo que todavia no me perdono fue dejar pasar las muchas veces que lo escuche insultar, mentir y agredir a su ex por teléfono, no solo por mi falta de solidaridad para con otra mujer sino por no querer ver la clase de hombre que tenía adelante. Incluso deje pasar cuando el me dijo que ella había amenazado con denunciarlo…”
Lo clásico en las escenas con “psicópatas”, como lo define ELLA en su relato. La victima se cuestiona acerca de qué hace ella para desestabilizar las situaciones que eran auspiciosas para una vida en común; analiza la posible culpabilidad que podria acarrear su (el de ella) accionar, en la pareja.
A diferencia con los hechos que ocupan las primeras planas de espectáculos, estos personajes que en definitiva tienen la obsesión del poder, con la frustración de “no ser”…
Este denunciado, usa distintas identificaciones. Según las circunstancias, se hace llamar con el doble apellido que usaba su padre, en vida. Apellido identificado con la historia politica del pais, que ocupó cargos relevantes. En otros momentos, usa un doble apellido, donde incorpora el materno, arrogandose un linaje de las familias relevantes de una provincia donde las tradiciones la hacen caracteristica. Hay momentos, que una situación particular, que sólo una analisis psiquiatrico podría explicar; utiliza sólo uno. Lo significativo de este detalle, es que cuando se realiza una búsqueda web, con los distintos apellidos aparecen distintas situaciones; tales como corrupción, denuncias, y otras… Esto demuestra que no es sólo una cuestión de frustraciones familiares las que ameritan a la hora de validar identidades.
ELLA es muy joven, al igual que su última ex…anteriormente hubieron otras relaciones y un matrimonio que, también, dejó hijos: hoy, ya abandonando la adolescencia.
Ese es el contexto que dejan estas cuestiones. Muchos jóvenes vinculados a la violencia estructural. Una sociedad que construye con cimientos de mentiras, vejaciones, y violencia.
La recuperación de las víctimas es a muy largo plazo y deja cicatrices que no se borran. Aunque, el hablarlo, el denunciarlo; alivia. Deja ver con claridad que cuando “exigen” participar de “fiestas” sexuales con más de dos personas, están ingresando en un terreno dificil de congeniar con la posibilidad de una construcción familiar convencional. Deja ver con claridad que era perversión y no incompatibilidad. ELLA pasó por todo tipo de humillaciones, donde el le significaba lo relevante de su “linaje”… Ahora, ELLA, ve que en el circulo social en que se movian, EL generaba lo mismo: dependencia desde lo económico y laboral; que hacía que nadie lo contradijera.
El relato de ELLA, confiesa que “…Si me preguntan cuando empezó a tornarse violenta la relación diría quizás que fue desde el primer momento, ya que su forma de “conquistarme” siempre fue a través de mentiras, de invadirme, y de manipularme. Si me preguntan cuando me empecé a dar cuenta que el era violento les diría que fue durante el primer mes, cuando varias veces ejerció violencia sexual conmigo, presionandome a hacer cosas que yo no tenía ganas, haciendo caso omiso a mis “No” incluso en momentos donde yo se lo pedía llorando. Después tome consciencia de que eso es una violación…”
Nada nuevo! es lo que pasa cuando uno confunde contención, amor, protección: cuando uno se enferma!!! ELLA había enfermado…
Porque el perverso carga con una patología que es irreversible; pero la victima lo es porque la situación llega cuando las bajas defensas le dan ingreso a la cosificación a la que es sometida.
Años atrás, estos hechos no eran “violencia de género”; era estado patriarcal, machista y mujeres sometidas en un hogar donde era responsable de cocinar, lavar y planchar. Hoy SE HABLA!!! Hoy la mujer se hace cargo de su vida, si es necesario, de la de sus hijos. Hoy la mujer puede compartir espacios laborales, y lucha por la paridad de responsabilidad y paga con el otro sexo (no el opuesto).
Salir a la vida sola, hace que (en algún momento) una bocanada de oxigeno, permita “exorcisar” al violento y ponerlo en evidencia. Esto le pasó a ELLA, la protagonista de esta historia.
Este caso, en particular, SIN NOMBRES; no es más que el relato de infinidad de hechos… hogares en riesgo hay muchos, con el agravante de las sustancias (que en muchos casos, son motivadores).
ELLA, realizó la denuncia en los estrados judiciales correspondientes. El, desde el lugar, trata de condicionar la no trascendencia de este hecho, que es uno más en su vida. ELLA, está acompañada por su circulo cercano, enmudecido ante la relevancia de los nombres en cuestión y atentos a la custodia (solapada) de ELLA.

El objetivo de este informe, es desmitificar que “los estados” se ocupan: por que no lo hacen! Es imposible la intromisión en la vida privada del ciudadano; pero no es imposible la educación, la prevención, y la respuesta judicial (cuando está la denuncia)
El objetivo de este informe es alertar acerca de un “loco” suelto en la sociedad. Pero este “loco” se adjudica roles dentro de un armado político, religioso y deportivo. Cuidar a la victima del accionar de este psicópata, es lo primero…y quedamos a la espera que los responsables de los espacios antes mencionados, al menos, lo marginen del poder que dice tener este “vende humo” de apellido`s ilustres.
Ni Lionel Messi se perdonaria haber posado en una foto con semejante perverso…(la foto está).

NO PIERDas

N.de la R.: sólo por protección a la víctima, ocultamos la identidad del victimario. Esta es una advertencia hacia quienes pueden hacer posible que este perverso quede expuesto desde el ostracismo, alejado de los círculos que lo hacen sentir protagonista. De no ser así, se convertirían en cómplices, porque sabemos que están al tanto de la situación.

Compartir.

Sobre el Autor

Comentarios están cerrados.