EL ESTADO PROVINCIAL NO PAGA POR TRABAJOS REALIZADOS (1ª entrega)

0

Durante casi un año, el Registro Civil, en la Provincia de Buenos Aires; contrató (?) agentes y nunca pagó por la prestación de servicios. Las plantas transitorias provienen de la política, habitualmente. Este es un caso testigo, los protagonistas siguen a la espera. Los dirigentes no responden. CONFIANZA CERO, trabajo gratis, documentos con firmas de “nadie”.

 
Entre estos servicios, cuentan los damnificados, convalidaron casamientos y nacimientos…
En Diciembre de 2016, una estrategia conocida en la dirigencia política, puso a disposición “vacantes” (?) en la dependencia mencionada. Cada referente distrital, se puso a la búsqueda de quienes quisieran cubrir los cargos por ellos ofrecidos.
En La Matanza, la búsqueda fue orientada hacia abogadas. Todas las contactadas aceptaron la propuesta, con distintas expectativas. Todas coincidieron en que la aceptación mucho tenía que ver con el “auspicio de cambio” que lideró las consignas de los oferentes.
En el ámbito de la Provincia de Buenos Aires, se repitió la metodología y todos los “agentes transitorios” reclaman sus haberes. Desde todos los distritos se repiten los reclamos, según comentan las empleadas de la Dirección Administrativa donde semanalmente, llaman los damnificados, a consultar por el “incansable” transito del expediente que contiene el reclamo.
Todo siguió un curso, hasta curioso, de incorporación a la administración pública. Los contactos desde la administración central fueron telefonicos y via correo electrónico: como particularidad, ya que nunca hubo contacto personal con las autoridades de la repartición, al menos en el área de personal.
Asi se proporcionó la documentación solicitada para acceder a la “planta transitoria” del Registro civil. Vía correo certificado, los aspirantes al cargo, enviaron fotocopias de título habilitante, documentos personales y antecedentes penales . Otro mail acusaba el recibo de los mismos; para posteriormente (vía correo electrónico) se fijaba  el destino y la fecha de inicio de actividades. Una de las comunicaciones telefónicas, aclaraba que el cobro de haberes (que debía ser mensual) podría sufrir una demora de 60 días, porque la designación depende de la firma de un decreto… hasta ahí, se mantiene la burocracia estatal histórica, que marca que todo cambia para que nada cambie.
En ajustada síntesis: las agentes cumplieron funciones durante meses, hubo traslados a otras dependencias (dentro del distrito), hubieron nacimientos, casamientos. Firmas autorizadas y autorizantes. NUNCA HUBO PAGA: nunca salió el decreto y nunca cobraron los haberes…
Pero la historia tiene una nueva particularidad. En Noviembre de 2017, otro mail, indicó que se debería renovar el “contrato” tras la nueva presentación de la documentación solicitada en el inicio. Nuevamente, las mujeres que permanecian en los cargos (algunas habían desertado) reunieron la documentación y la enviaron a La Plata. En un virtual cruce, llegó otro mail, diciendo que la “contratación” NO iba a ser renovada… NUNCA COBRARON POR LOS SERVICIOS PRESTADOS y siguieron hasta el 31 de Diciembre…el 2 de enero de 2018, firmaron el CESE DE ACTIVIDADES y reclamaron (?) los HABERES ADEUDADOS.
Por estos días: el Expediente de origen; cuya carátula dice DESIGNACIÓN EN PLANTA TEMPORARIA, CON CARÁCTER TRANSITORIO MENSUALIZADO sigue circulando por la administración del MINISTERIO DE GOBIERNO DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES, pero se la agregó RECLAMO DE HABERES!!!!

La carátula de un expediente que transita las dependencias hace más de un año: ahora cuenta con la leyenda RECLAMO DE HABERES.

La carátula de un expediente que transita las dependencias hace más de un año: ahora cuenta con la leyenda RECLAMO DE HABERES.

 

LA RUTINA en las designaciones en planta política:

Generalmente, los cargos en la ADMINISTRACIÓN PÚBLICA no se cubren con concursos o evaluaciones. Pocas veces, o casi nunca, se contempla la capacidad del convocado. Este caso de incorporaciones en el REGISTRO PROVINCIAL DE LAS PERSONAS, se convocó a ABOGADOS EN ACTIVIDAD.

Los dirigentes políticos cubren cargos en la administración pública con plantas transitorias ( en sus distintos niveles) como pago de la militancia. La finalidad (más allá del pago mismo) en incorporar a quienes, de alguna manera, sean reaseguro de la gestión de gobierno.
Cuando se cambia el signo político, el vértigo de la defensa de la gestión es aún mayor: se pueden intuir hasta “boicot” de residuales de gestiones anteriores, por ejemplo.
Cuando el cambio no es de signo, sino, lo es de nombre; también se da las asignaciones de plantas transitorias en distintas dependencias. Esto es por compromisos con quien ocupa en nuevo cargo o por rivalidad con el anterior…Tambien es un reaseguro de gestión, mas allá del pago político de la militancia…
Muchas veces estos cargos, se dan (o se daban) para la generación de las cajas políticas. El agente, cobra un haber; pero debe destinar un porcentaje a “la caja política”. Nunca es comprobable fidedignamente, porque todo es pacto de “caballeros y/o de palabra” hasta que puede producirse un quiebre en la relación… así y todo: es discutible, no hay comprobantes que ameriten la metodología.
Estas praxis son por “uso y costumbre”. Se producen los cimbronazos en forma casi inmediata a los procesos electorales. Los cambios son siempre después de conocerse el resultado electoral. Aunque sean de medio término (las elecciones) porque los legisladores electos, también, “consiguen” algunas designaciones para “repartir”…
Cabe aclarar que las designaciones mencionadas, son de distintas “categorías”; por ende las cajas son diferentes; al igual que los montos en cuestión.
Hasta acá todo rutina. Lo unico no conocido es designaciones a “granel” en el territorio provincial, sin paga por los servicios prestados.
Esto ocurrió en el REGISTRO PROVINCIAL DE LAS PERSONAS.
A través de diferentes dirigentes de Cambiemos, se convocaron profesionales para cubrir cargos en dependencias distritales del Registro Civil. Lo mismo sucedió en otros organismos: tal el caso de IOMA, PAMI, ANSES, AFIP, y otros.

En las Cámaras legislativas hay “legiones” de asesores, direcciones, y secretarios, de igual procedencia.

 

 

 

 

 

Compartir.

Sobre el Autor

Comentarios están cerrados.