CIERRE DE “PSEUDO” CAMPAÑA DE CARA A LAS P.A.S.O.

0

Opinión

ELECCIONES 2019

SINSABORES DE UNA ELECCIÓN. Subestimación al votante? Voto en blanco.

 

Este 11 de agosto, comienza el año “efectivamente” electoral. La elección de Presidente de la Nación convoca a todo el electorado del pais a ser parte. Si bien, algunas provincias, llevaron a cabo el proceso electoral propio, con recambios en el Ejecutivo y legislativo local: todos los argentinos van a las urnas.

Un proceso electoral preso de cuestionamientos. Una polarización retroalimentada, entre dos fuerzas; hacen que se subestime el rol ciudadano de los votantes. Ambos espacios, juegan a tener la mayor cantidad de votos para hacer el juego comunicacional de un triunfo; que no es tal. El lunes  se podrá decir que “x” le ganó a “z”; cuando sólo habría que ver la reacción de los mercados. Saber si en el consenso de la crisis económica se provoca algún simbronazo que perjudique aún más el bolsillo de los argentinos.

No es una cuestión de egos del poder lo que está en juego: es el destino de los argentinos y ese se juega en Octubre.

Las P.A.S.O. son “internas” dentro de los espacios políticos con aspiraciones. Son pocas las “internas” que se juegan y en su mayoría son distritales. Aunque algunos analistas, siembre temores o afrentas con relación a las diferencias que pudieran arrojar los escrutinios del domingo/lunes, según funciones el sistema.

En los pocos espacios en que se juegan la continuidad en el “torneo electoral” hay poca impronta y mucho menos propuestas: fieles al perfil de campaña y para nada excluyentes.

Un puñado debe estar preocupado por alcanzar el 1,5% del padrón para tener continuidad hacia Octubre. Es aquí donde los espacios de izquierda confían en que esa prueba ya la pasaron (de hecho que lo hicieron) y una tarea para José Luis Espert, Juan José Gomez Centurión, donde también se suman otras apuestas hasta de ultra nacionalismo.

Roberto Lavagna, se perfilaba a ser la “tercera vía” que podía romper la polarización, pero el espacio del economista se desaceleró; casi en forma desconcertante.

En la Provincia de Buenos Aires, principal distrito del padrón nacional; se repite el mapa.

Las respuestas cruzadas, hacen de la polarización una constante. Es estar atentos a los discursos de Maria Eugenia Vidal o los ataques de Axel Kicillof; y sus respectivos coucheos.

Ahí ya ni se perfilaba la “tercera vía”, aunque consenso Federal lleva a Eduardo “Bali” Buca de candidato a la gobernación y casi no se le conoce la voz.

A pie, con la impronta que lo caracteriza, Santiago Cúneo y Claudio Morgado, con lista corta; camina con sus boletas cortas para alcanzar el piso y seguir adelante. Estos son cara visible de una insólita candidatura: el ex Ministro Julio De Vido, desde su detención, es candidato a Diputado Nacional.

En la Ciudad de Buenos Aires, casi sin despeinarse, Rodriguez Larreta, avanza en un nuevo mandato; esta vez acompañado por Martin Lousteau. Fue Lousteau quien lo “asustó” tiempo atrás y ahora, juntos van por la que viene…

Mientras que el Frente Todos, casi a manera de entrega; pone a un inexperto Matias Lamens que conoció a la líder del espacio (Cristina Fernandez de Kirchner) en el cierre de campaña en Rosario (este Miércoles). Dicho por el Presidente de San Lorenzo, que sólo un contacto y convocatoria de Alberto Fernandez, lo llevó a esta responsabilidad; y que nunca fue kirchnerista ni conocía a la ex Presidente.

Además, de todo esto; en el Congreso se renuevan algo más de la mitad de los diputados nacionales (130 sobre 257) para el período 2019-2023 y casi un tercio de los senadores (24 sobre 72) para 2019-2025; y pasan por el “filtro” de las P.A.S.O.  que no definen nada!

Ahora bien, si esto tiene que ver con que cada espacio resuelva sus internas; por qué los afiliados de los partidos políticos que se integran a los frentes participantes no se solventan los costos de una elección: algo que debería ser evaluado. La nueva ley electoral se aprobó en 2009, y se puso en práctica en 2011, donde algún espacio la “aprovechó” para resolver su interna gratis, a costa de todos los argentinos. El recuerdo más reciente, fue en 2015 cuando el ahora Presidente Mauricio Macri, logró su candidatura tras “enfrentar” a Elisa Carrió y a Ernesto Sanz en una “pseudo” P.A.S.O.

Desde el ahora Frente de Todos, iniciadores de esta ley electoral ( fue propuesta durante la presidencia de Cristina) no fueron nunca muy adeptos a resolver “internas”. Nunca en el rubro Presidente, fue aceptado. Ahora bien, en los distritos que no se dan INTERNAS, ellos mismo hablan de “pagos politicos” a los “lideres” del lugar. En otros casos, habilitaron P.A.S.O.

Sólo la participación del votante en esta elección, hace que la clase política entienda que el ciudadano se compromete y que en algún momento va a exigir el compromiso en la clase dirigente. En este universo, son muchos los que  dicen mostrar su “enojo” con la clase politice y no votar o hacerlo en blanco. Allí surge una nueva controversia: el voto en blanco.

A diferencia de las elecciones generales (las de Octubre) el conteo es distinto y sólo serviría de manifestación.

La explicación más clara la da CHEQUEADO: En las Primarias lo que se define es qué precandidatos van a participar como candidatos en las elecciones de octubre, ya que los partidos dirimen sus distintos postulantes en una interna obligatoria, aunque en muchos casos las agrupaciones presentan una sola lista.

Pero las PASO también funcionan como filtro más allá de la interna partidaria: sólo accederán a las elecciones generales las agrupaciones que hayan superado el piso de 1,5% de los votos válidos emitidos. Es decir que para calcular si una agrupación llegó al piso de 1,5% se contabiliza el universo de votos afirmativos y en blanco. Los nulos están excluidos del universo.

 

CIERRES:

Mauricio Macri, acompañó a Vidal, en Vicente López; donde corrieron lagrimas de emoción entre ambos. Coucheo o agotamiento, sincericidio u actuación.

Alberto Fernandez, viajó a Córdoba, buscando los votos de la docta: muy preciados para todos. Mientras que Cristina Fernandez, lo hizo en Merlo, acompañando a Kicillof-Magario, su carta fuerte en territorio bonaerense. El miércoles, la troupe completa (Sergio Massa) se los vio en Rosario. Aunque nadie se pregunta donde quedó el ex gobernador Felipe Solá, quien declinó su candidatura ( con la que primereo) y se tornó incondicional con Cristina.

 

Con la austeridad que lo caracteriza, Roberto Lavagna cerró un acto en San Martín, pasado el mediodía. Lo precedió en el uso de la palabra, la fuerza de Graciela Camaño y de Juan Manuel Urtubey, El ex ministro, fue bastante técnico, y sufrió desajustes en el acto. Un micrófono no direccionado hacia el economista hizo que el primer segmento de la alocución fuera apenas perceptible; e insólitamente, el musicalizador no acertaba con los temas de elección ni con el momento de hacerlos sonar. Primero sonó Aurora, luego Mi Bandera… al rato llegó la música popular que seguramente eligieron para el evento. El poco protagonismo de la candidata a senadora provincial Hilda Chiche Duhalde, sorprende. Eduardo “Bali” Buca en el escenario sin su compañero de formula, un vez más. Miguel Saredi, no participa activamente de lo encuentros de Consenso Federal, su primer “gran” ausencia fue cuando fueron convocados para las fotos de campaña.

 

 

 

 

 

Compartir.

Sobre el Autor

Comentarios están cerrados.