MATANCERO Y “FELIPISTA” EN PROBLEMAS!

0

Una funcionaria que responde al Movimiento Evita presentó una denuncia por “violencia política y de género” contra el matancero Fernando Asencio, subsecretario de Asuntos Nacionales del Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto. Ahora, el matancero, deberá reflexionar y hacer un curso sobre violencia.

Se trata de la rionegrina Silvia Horne, una de las impulsoras de repatriar a los ciudadanos argentinos varados en el exterior. Horne asumió informalmente la dirección de Asuntos Parlamentarios de Cancillería el 11 de febrero y fue formalizada el 27 de abril. Hasta el 10 de diciembre pasado, fue diputada nacional. En el Congreso, basó su trabajo en asuntos de temática de género y ampliación de derechos, señala PERIODISMO y PUNTO.

Cansada de maltratos y de ser pasada “por encima” en sus distintas tareas de relación del Ministerio de Relaciones Exteriores con el Congreso, Horne elevó una denuncia en la que apuntó sus cañones contra Asencio. El ex concejal por La Matanza es “del riñón” del canciller Felipe Solá,  (y vinculado directamente con Sergio Massa);quien ahora tendrá que resolver entre el corazón y la razón. “Nunca se bancó a Horne, que se la pusieron por el acuerdo con el Movimiento Evita. Pero, en esta ocasión, ella tiene razón. Se pudrió de que la boludeen”, explicó a PyP otro funcionario del Palacio San Martín bajo estricto off the record

La presentación, a la que  (PYP) tuvo acceso exclusivo, es impactante. Dirigida a la Consejera de Embajada y Cónsul General, Ana Emilia Sarrabayrouse, Horne denuncia hechos sufridos que “han configurado violencia política dirigida a erosionar la investidura de una funcionaria mujer”. “El avasallamiento llegó hasta la intrusión de personas ajenas a la Dirección, desconocidas por esta directora, en actividades en las Cámaras (…) llegando a solicitar, y obtener, el ingreso de personas desconocidas por esta dirección al disco compartimentado de la Dirección”, reveló.

cancilleria

 

Asimismo, Horne apunta: “luego de haber presentado quien suscribe las pruebas para el inicio de un sumario administrativo, el Subsecretario Fernando Ascencio, me ha llamado, ha reconocido su actuación en todos los hechos mencionados, y se ha comprometido a su reversión”. Pero eso no fue todo.

Según indicó, en una reunión remota sucedida el 3 de julio, se le planteó a Asencio “la necesidad de que realice la formación en derechos de géneros bajo la ley Micaela”. “Ha admitido que lo va a intentar. Quisiera entonces poder cerrar este capitulo, y recuperar una relación equilibrada”, agregó haciendo referencia a la  Ley de Capacitación Obligatoria en Género para todas las personas que integran los tres poderes del Estado (N° 27499) es una ley promulgada en Argentina en 2018 que establece la capacitación obligatoria en la temática de género y violencia contra las mujeres para todas las personas que se desempeñen en la función pública en todos sus niveles y jerarquías en los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial de la Nación en la República Argentina. Fue resultado de la movilización social tras el femicidio de la adolescente Micaela García en 2017 y generó exigencias hacia los organismos del Estado en capacitación en perspectiva de género.

 

Por último, la funcionaria manifestó: “me gustaría poder abrir un nuevo capítulo y junto a ustedes poder construir un mecanismo que ayude a visibilizar sin avasallamientos estos actos en pos de que la violencia de género llegue a su fin y que el Estado desde sus diversos estamentos cumpla con los tratados que han firmado y ratificado”.

fuente: Periodismo y Punto

 

Compartir.

Sobre el Autor

Comentarios están cerrados.