#PASO2021: ANALISIS PARA ANALIZAR

0

Tres65 lo adelantó en Julio, cuando analizaba la actualidad local y se esta se media en encuestas.

Una columna que provocó una marea de criticas e injurias hacia este medio; como no las provocó algunas coberturas bochornosas que se ven por estos días, tal el caso de medios que, de críticos se convirtieron en opositores; y otros que son de fanatismo afín.

En aquel entonces se veía que la opinión pública matancera, cuestionaba fuertemente la gestión y los servicios municipales, pero no tenían alternativas conocidas. Algunas se conocieron…no por nada, decreció la media histórica del peronismo matancero: se perdieron mas de 200.000 votos! mucho de esto lo magnificó la gestión nacional en su conjunto y el crecimiento de las fuerzas opositoras, en consonancia. A los fallidos propios se le sumaron los nacionales. A todos lados llegaron las fotos del escandalo de Olivos, el vacunatorio vip, las secuelas económicas de la pandemia y las heridas sin cicatrizar de todo esto.

Hoy, La Matanza, recuenta y reacomoda. Una es la historia del distrito y otra la política del PJ.

 

EN LA MATANZA:

Ante el escenario complejo, pre electoral, fue el Intendente Fernando Espinoza, quien decidió ir al frente de la lista. Este escenario se desencadenó tras la aparición de nóminas que se aprestaban a competir dentro del FdT. El armado político del oficialismo nacional, “determinó” que las listas no cumplían con las requisitorias y sólo la de Espinoza competiría. Esto pasó en otros distritos, también.

En este armado, se enfrentó con los “todo poderosos movimientos sociales” que confundieron con el “voto en blanco” al potencial votante, ya que “algunos” iban por el si (a votar en blanco en el distrito) y las cabezas…

La experiencia de María Laura Ramírez, “ex hija dilecta” de Espinoza, quien se lanzó al ruedo que supuestamente “abortó” la Junta Electoral partidaria, también. Además de alguna experiencia menor y aventurada… Todos ellos se volcaban hacia “el enfrentamiento” interno como expresión de desacuerdo con el conductor matancero.

Si bien, 499.595 votos que logró en las primarias de 2019 a los 291.503 que alcanzó en estas PASO2021, hace “calcular” a los “técnicos” locales que se debe saber para los que conocen, La Matanza;  que su conformación es muy heterogénea. Y así como un 45% del distrito tiene perfil, digamos, de CABA, social y económicamente hablando, como Ramos, Madero, etc, tiene también un cuarto del territorio con conformación rural. Es decir, esta diferencia de votos la aportaron votantes de todos los sectores de la sociedad, en el escenario actual y promediando los guarismos opositores. Poco probable es arribar a un promedio de estas características, pero los matemáticos de resultados electorales lo miden con frecuencia, y tienen sus razones. Lo tangible es que el 1,7% de crecimiento que tuvo el inmediato opositor, Juntos; casi seguramente se lo llevó al FdT; con una cosecha de 3669 votos más que en 2019.

Ya iniciando el lunes, el escenario de festejo se plantó frente al palacio municipal. Si bien, los matanceros, seguidores de Espinoza; tenían algo para festejar. El semblante de Espinoza, hablaba de algo más. Podría ser cansancio, casi agotamiento; o algunas cuestiones ajenas al territorio.

Mientras Verónica Magario se mostraba exultante y locuaz como pocas veces vista; con un discurso cristinista con la presencia antimacrista de rutina, en el discurso; expectante y pensativo, Espinoza aguardaba su turno.

Con un agradecimiento entendible al “pueblo de La Matanza” que (pese a todo y todos) lo volvió a acompañar y dicho en tono creíble.

Recordó a sus lideres de siempre. Revivió lo hecho en el distrito y siguió agradeciendo. Utilizó y recontra utilizó el “denso” latiguillo de “queridos”; para Espinoza todos son queridos… Alberto, Cristina, Axel….

Pero, lo que pareció significativo es el compromiso de La Matanza, de redoblar esfuerzos para “acompañar a la provincia y a la Nación” en Noviembre. Ese detalle fue SIGNIFICATIVO por cierto.

 

EN LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES:

El domingo, el distrito que sostiene el titulo de ser uno de los bastiones fuertes del peronismo, era motivo de consulta de dirigentes bonaerenses. En off consultaban sobre los resultados del Frente de Todos: algo que hacia sospechar…aunque no precisaban los motivos de la consulta. Fue así, que La Matanza, este 12 de Septiembre, se anotó una de las pocas victorias en territorio bonaerense, con un triunfo de 46,05 por ciento sobre el 27,5 que cosechó Juntos.

Si bien esta vez no se batió ningún récord, volvió al podio de los triunfadores. Esto puede generar cimbronazos en la política nacional y provincial. Reacomodar las piezas de este ajedrez va a ser complicado. Es que suena muy fuerte que los “intendentes” que se sumaron al Ejecutivo nacional, perdieron en sus distritos. El último en hacerlo fue el ahora titular  de Desarrollo social, Juanchi Zabaleta, que tuvo una disputa previa en Hurlingham con La Cámpora. Lo “resolvieron” completando una lista de unidad y con el destino nuevo para Zabaleta. Llegó a la angustiante victoria de o,50% a favor del oficialismo; con momentos de lágrimas durante el recuento. Los otros ,ahora ex Intendentes, fueron derrotados por Juntos. Lo mismo con el Presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa: Tigre fue “amarillo”.

Este historial, que colocaría a Espinoza al tope en el ranking pejotista; lo pone en alerta del “fuego amigo”. Aquellos que se preocupaban por el resultado en La Matanza, cuando los resultados bonaerenses marcaban un negro domingo; hoy buscan relativizar los votos matanceros; y para Espinoza podrían marcar un escenario soñado por él. Su anhelo de pelear la llegada a la calle Dardo Rocha, podría reaparecer desde el momento que se puso al hombro mejorar el resultado para Noviembre. “Cada vez que el pueblo se expresa en las urnas deja claramente un mensaje. De acá, al 14 de noviembre, La Matanza va a redoblar los esfuerzos para poder acompañar a la provincia de Buenos Aires y al país al triunfo”, dijo en su discurso.

Cerró la noche, con el recuerdo de siempre a Alberto Balestrini, y le copió un leitmotiv que usaba el ex vice gobernador, aunque le cambió el orden y no hizo mención de que usaría sin copyright. Los tres orgullos de Balestrini, fueron de Espinoza: Argentino, peronista y de La Matanza; aunque cambió el orden, mantuvo el folklore.

La historia dirá cual es el resultado de estas PASO2021, para la Argentina, para los bonaerenses, y para el distrito; Por otro lado, cómo siguen esas diferencias internas que tienen que acordar.

Compartir.

Sobre el Autor

Dejar una Respuesta