CRISIS DE VALORES = MUERTE

0

Un nuevo hecho de inseguridad despierta alarmas en la coyuntura, seguramente. Un reclamo por PAZ.

El asesinato de Roberto Sabo, un vecino, un comerciante, un padre: un ciudadano; podrá ser un punto de inflexión o no. Lo que si pone en evidencia es el agotamiento de la ciudadanía: en este caso de Ramos Mejía.

El local en Avenida de Mayo al 800 había pertenecido a sus padres durante 40 años. El drama detrás del crimen de un comerciante querido y respetado por todo un barrio. Un barrio céntrico, de una localidad “clase media” que dista no más de 20 cuadras de la Ciudad.

Drugstore Pato es el local frecuentado por vecinos en la búsqueda de golosinas, bebidas frescas, insumos de librería y mucho más como en cualquier quiosco.

El último robo que había sufrido ocurrió en 2011; diez años sin que lo asalten, hasta ayer. Como pasa a tantos

Cerca de las 14, dos delincuentes entraron al comercio ubicado en la Avenida de Mayo al 800, en Ramos Mejía, justo cuando Roberto, padre de dos hijos, lo atendía. Fue asaltado: recibió varios disparos; y los criminales huyeron. Unos videos muestran el momento del ingreso del delincuente y la joven que observaba como se desarrollaban las acciones en el interior del local. Algunos desconcentados y eventuales testigos indican que fueron atendidos por el malhechor, quien habría argumentado que era un reemplazo ocasional.

Todo ocurrió a 300 metros de la comisaría de esa localidad. El caso encendió motivó a los vecinos a salir a la calle a pedir justicia. Un reclamo que mezcla la sensación de bronca, miedo, impunidad, desprotección y más.

La política siempre presente. La demanda de los vecinos, tienen nombres y apellidos en boca; y son los ciudadanos en crisis. Y aumenta aún mas, en esta etapa preelectoral.

Pero la crisis que si bien salpica a todos los sectores involucrados, es de VALORES.

Hay CRISIS DE VALORES cuando se justifica el robo en las condiciones económicas del que roba…

La hay cuando los padres no tenemos responsabilidad sobre lo que hacen nuestros hijos: donde están los padres de la quinceañera que asaltó, o fue cómplice, o fue pareja… Y si no hay padres, hay “tutores-encargados”: algo que exigían en las escuelas…en las comunicaciones de otras épocas. Hay generaciones de padres que pagaron vidrios rotos de algún picado. Esos que jugaban en las calles los chicos con una pelota de goma, quizás. que también se perdieron.

Donde está el Estado que se ocupe de la marginalidad social desde la educación y la formación en valores.

Hay CRISIS DE VALORES cuando se fustiga al policía, y no se aborda la prevención del delito y la ejecución de las normativas vigentes. Hay policías que cumplen con la función que deben, hay otros que no…hay corrupción policial y la hay en estamentos superiores, que casi se naturaliza. Hay una justicia que “perdona” y otra que mira para otro lado. Hay quienes quieren aplicar la ley y también, factores que se lo impiden.

Hay crisis desde que no tenemos ejemplos o modelos a seguir.

Este ex-convicto no estaba en condiciones de socializarse: tuvo un episodio de robo hace un mes y como la victima no formalizó la denuncia, fue liberado…sin costas.

Las costas las pagó Roberto!!! Al parecer, ellos venían de un raid delictivo de domingo: 5 celulares, un auto, una moto…en su poder; mientras el Quiosquero de Ramos ya se enfriaba…

La prevención falla, la legislación falla, la cotidianidad falla. Las prácticas garantistas siguen vigentes. La CRISIS está a la vista.
Roberto “Era un buen padre, un buen trabajador. Un buen vecino. Lo quería todo el mundo, era buena persona. No había nadie que no lo quisiera, familia, vecinos, proveedores”, fueron las palabras de Patricia, la viuda, quien el domingo por la noche estaba en la puerta de la comisaria con otros vecinos que reclamaban. Era, decía. Ya pasado para una familia con expectativas.

 

“Nunca pensé que me iba a pasar esto. Me arruinaron la familia. Nunca más puedo vivir tranquilo”, expresó el padre de la víctima, en medio del llanto, ante las cámaras del canal Todo Noticias decía Pedro, el padre de Roberto.

Sergio Berni, llegó. Dio las condolencias a la familia e ingresó a la sede policial en medio de insultos, abucheos, y toda la reprobación del estado de ánimo social de hartazgo. Y es real; los atrapó! Pero todo lo demás que rodea esta CRISIS, quien es responsable?

El reclamo llega al Municipio, por que es el estamento más próximo al vecino. Y también porque años atrás, se compartió con las autoridades provinciales, dicha responsabilidad. La Constitución señala que la Gobernación debería velar por la seguridad y un entramado de administración de recursos hizo que hubieran segmentos compartidos.

La Matanza se encuentra con múltiple decorado propagandístico que indica los aportes municipales que “suman” a la seguridad. Cámaras, patrulleros, etc., etc. Esto es parte de las responsabilidades del funcionario público o del funcionamiento del Estado que ahora descuidó a Roberto y a tantos. 9 victimas de inseguridad en una semana en el distrito más grande de la Provincia.

Este lunes, a más de 24 hs del hecho, las cámaras, de todos los canales están en Ramos Mejía a la espera de la marcha programada en reclamo de SEGURIDAD. La comisaría casi blindada para evitar desmanes, algo que es factible. Pero esto también genera indignación.

Lo que faltan son hechos concretos. La palabra de él o los responsables de la CRISIS SOCIAL que se atraviesa.

Esta CRISIS SOCIAL, donde las acciones pre-electorales están en plena vigencia y a “flor de piel”:  No es momento que se entrometa en este entramado. Es el momento de marcar la diferencia y que la democracia le de a la ciudadanía la respuesta que espera. Hay autoridades en funciones y que ejerzan la responsabilidad que tienen, es el camino.

HOY; se reclama por PAZ!!!!!!!!

JMJ25YRUGNGRNHPVV6V36AUFIU

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Compartir.

Sobre el Autor

Comentarios están cerrados.