LAS “MASSITAS” MATANCERAS

1

CUANDO LA MENTIRA SIRVE PARA TAPAR ERRORES

Las mentiras de algunos políticos es tan antigua como el mundo, pero nunca se ha mentido tanto como ahora, ni de una manera tan descarada.

 

La pasada noche del 11 de agosto, sorprendió a la holgazana y heterogénea legión de “renovadores” con un resultado que curiosamente a pesar de su letargo no esperaban. Alguna vez, se dijo desde este medio, que eran “renovadores de bancas”; haciendo alusión a su actual condición de legisladores a las que accedieron desde diversos espacios politicos.

Alguno de ellos, muy estimulados por las encuestas, hasta se había animado a anunciar que ya tenían organizada una “caravana de la victoria” que partiendo desde La Matanza llegaría ese domingo al corazón del Tigre. Nada de ello ocurrió, el resultado obtenido los despertó de sus sueños triunfalistas, el imponente electorado de La Matanza les permitió aportar poco más de 200 mil votos, apenas unos 20 mil más que los obtenidos por Francisco de Narváez en el 2009, con 300 mil votantes menos, quedando demostrado así que fue la propia torpeza de su tropa la que lo privó, sospechosamente, a Sergio Massa de un gratificante triunfo en la Capital del peronismo bonaerense. De lo que se infiere que el propio Massa, hecho este análisis; no desconoce la realidad de su armado matancero.

Muchos pensaban que los “muchachos” reflexionarían y realizarían una fuerte autocrítica hacia el interior del “conjunto”, sin embargo tomaron el camino más fácil y al igual que en el Antiguo Testamento buscaron rápidamente un “Chivo expiatorio”.

Miguel Saredi, candidato a Diputado Nacional (con pocas expectativas a salir), fue la persona elegida desde ese momento y hasta el día de hoy por Fernando Asencio, y Abraham “el toto” Delgado, junto con Rubén Ledesma más la complicidad de algún legislador nacional, para lavar sus culpas. Todos hicieron hincapié en la deficiente fiscalización de la victima en la ciudad de González Catan, olvidando que ellos, en localidades mucho menos complicadas cometieron peores errores que los que pudo haber cometido Saredi.

Como esto no les alcanzaba para justificar el resultado, el Concejal en funciones, con su conocida verborragia; utilizó las redes sociales para denunciar que el resultado que mostraba el oficialismo era falso, “tan falso como los perfiles truchos que utiliza para auto alabarse o para atacar en forma anónima a otras personas”. Asencio manifestaba a diestra y siniestra que los 10 puntos de diferencia que anunciaba el periodismo local no eran ciertos, en algo tenía razón: la diferencia de votos a concejal fue algo mayor y rondó casi los 15 puntos, por lo menos así lo demostraban los telegramas exhibidos por la junta electoral y los escrutinios de otros partidos.duomassalm

Quizás la inteligencia de Asencio, Delgado y Ledesma no les permita comprender que la mentira no puede tapar los errores cometidos y que esta no es recomendable para las relaciones pacíficas entre las personas y menos entre quienes supuestamente persiguen un mismo objetivo político. Parecería, que estos dirigentes, sólo alimentan el “imaginario colectivo”, haciendo poco creíble “la política y los políticos”. Quizás “los muchachos” se hayan creído sus propias mentiras y por eso manifiesten que la ruptura con Saredi es definitiva e irreconciliable; tal como indicaron en las entrevistas que concedieron a diversos medios de prensa; a minutos de haber finalizado la elección.

 

Pero; se observa, que un abismo irremediable separara a quienes no son adversarios sino compañeros de ruta; entonces no será difícil imaginar que la del 11 de agosto no será apenas la única batalla perdida.

Compartir.

Sobre el Autor

1 comentario